Un mal rato en Ecuasanitas (blogs de defensa del consumidor)

Escrito por Christian Espinosa B. en .

Un tema Off topic pero no tanto por la cantidad de blogs que encuentran al menos la posibilidad de contar su historia de este tipo de experiencias y esperar a que Google y el posicionamiento lo visibilice. Antes no habría quedado más que lamentarse o morirse de iras de injusticia. Aquí mi historia.

¿Por qué no un blog de defensa del consumidor para cada medio?…

Luego de una luxación de codo, llevaba una excelente rehabilitación en el Centro Rehabilitar con el apoyo del seguro Ecuasanitas, que hasta entonces no me había dado ningún problema en varios años de afiliado.

Pero llegó el día en que si previa notificación de la aseguradora, debí cortar de golpe mis sesiones porque Ecuasanitas prescindió los servicios de Rehabilitar cuando me falta más de la mitad de mi rehabilitación de codo, muy seria si no se la sigue a diario.

Esto que ya era una falta de cortesía y etica por poner en riesgo mi rehabilitación, era solo el inicio ya que para seguir en el nuevo centro tenía que hacer YO un trámite y no Ellos.

Esto significaba el tiempo de ir a pedir un certificado, que bien pudo ser una nueva cita para cura de mi codo y otro día para ir a la matriz de Ecuasanitas a perder una mañana hasta que me hagan el traspaso.

Sí. En sus oficinas, un cajero me oye indignado 10 minutos de mi caso y me manda donde un doctor que hace lo mismo y me manda al tercer piso donde pasa lo mismo y me reenvían con un papel donde el mismo doctor que me da otro papel con el que por fin puedo seguir mi rehabilitación.

Aquí no acaba todo: ahora que llamo a pedir mi cita en este nuevo centro otras novedades:

– Ya no puedo tomar citas a horas diferentes, algo por lo cual escojí a Rehabiltar antes. Deben ser todas a una misma hora
– El doctor que me recomendaron está ocupado, debo esperar si quiero tomarlo.
– Resulta que debo ADELANTAR EL PAGO ? (eso no era sí antes) de todo el resto de mi rehabiltiación si quiero seguir ¿Y si no me convence? ¿Si ni siquiera saben de mi progreso?

¿Será posible esto en otro país sin una demanda por daños y prejuicios? ¿Por qué Ecuasanitas no se responsbilizó de esto primero?

Bueno, aquí termina esta larga historia y ahora esperar a que Google y unos cuantos enlaces entrantes de solidaridad hagan su trabajo para que al menos el gerente de Ecuasanitas se entere de este mal rato que me ha tocado pasar y quien sabe intenten rehacer algo.

Ha sido indignante…

RELACIONADO

En Google Blogs hay más de 7.000 personas contando sus malas experiencias, mal servicio sufrido, clientes insatisfechos y similares. Tal vez esto haga que las empresas mejoren y los oigan.

Un medio en cada país debería abanderarse de un blog de defensa del consumidor a cargo de la sección de negocios especializada en el tema para abrir esta conversación y hacer que un blog tenga más impacto que el de simple forma de atraer tráfico o audiencias.

Durante una reciente capacitación que hice en diario El Comercio sobre blogs les dejé justo con esta inquietud: la de lo que podría ser unblog de clientes insatisfechos)

Finalmente una frase célebre relacionada a otra experiencias de estas:

“Lo único bueno que tienen las malas experiencias es que después las puedes contar para intentar evitar que a otros también les ocurran”



Christian Espinoza. Cobertura Digital

CHRISTIAN ESPINOSA
Periodista
Profesor de Nuevos Medios

Dedicado a la capacitación de Community Managers y Gestión de Redes Sociales. Manejo de Crisis On Line y Vocería 2.0. Mi otra pasión: el periodismo móvil.


Fuse

© Cobertura Digital. Todos los Derechos Reservados.